02 octubre 2006

Final de temporada.... algún día

Sólo vamos a andar para darnos cuenta de que no podemos estar juntos

La noche caía, era aún temprano pero tarde según la hora en que quedamos de vernos, Cosme venía por Valle Gómes; David por La Raza. Esperé un poco a que alguno de los dos llegara; repasé mentalmente la ruta que seguiríamos para llegar a Texcoco a la fiesta de Ana, un cumpleaños al que siempre nos invitaba y nunca habíamos asistido, ese era el momento. Llegó Dave, tarde, sonriendo y cantando una canción de Armando Manzanero cantada por alguien que sencillamente no conozco. Salimos del metro a esperar a Cosme mientras Dave me daba razón de todos los demás amigos que supuestamente irían a Texcoco: algunas castigados, otros con trabajos finales, algunas esperando a que hoy fuese el día en que pidieran su mano, otros saliendo con alguien; sólo iríamos nosotros tres. Pocos minutos después llegó don Cosme y nos fuimos.

Casi dos horas para poder salir a la carretera y de ahí treinta minutos a la Comercial que marca la llegada a Texcoco; veinte minutos después, de entrar y salir del centro comercial con cuatro botellas, dos bolsas grandes de cacahuates y setesientos pesos menos en la tarjeta de Dave nos dirigimos al lugar de la fiesta. Nos perdimos, llegamos a la salida a los Reyes, regresamos a la comercial, llamamos buscando indicaciones que encontramos de la mamá del novio de Ana, Hugo. Sencillamente dejamos el coche frente al lugar, que con algunas mesas y algunos asistentes al lugar que no conocíamos, nos recibió el hermano de la cumpleañera en un estado "ido" por los toques que se acababa de dar y nos preguntó que qué hacíamos ahí y que si veníamos por lo de Ana. Sí, respondimos. Ella llegó poco después con su novio, que al igual que el hermano no pintaba demasiado cuerdo en si mismo. Ana casi llora al vernos ahí, la emoción que sentía por vernos después de tantas veces invitarnos y no ir.

Pasó la velada lentamente en un ambiente poco agradable donde el olor prevaleciente era el de cigarro y petate quemado, mezclándose entre sí, colmando el aire. La música variada, desde rock hasta reggeton. Pero había algo que no cuajaba. Después de todo, tendríamos que irnos temprano, Dave "supuestamente" trabajaba el día siguiente, y así lo creímos hasta el mismo día siguiente antes de que su jefa le llamara diciendo que siempre no, que no podría ir ella... Así pues, nos fuimos a casa del susodicho Dave a pasar la noche mientras hablábamos sobre miles de cosas: amor, sexo, trabajo, mamones, El Torito....

Y así fue, el Torito fue el tema principal del fin de semana, esperando a que llegara a la casa por parte del dueño de la misma, sufriendo de su vida amorosa y la demacrada realidad que le tiene viviendo éste. Imaginando, pensando, reflexionando miles de situaciones, ¿de verdad sirve estar con alguien que te destruye por el simple hecho de amarlo? El tan conocido miedo que todos tenemos por dejar que ese algo se vaya y nos aferramos a él, aunque ese algo ni siquiera le importes.

La relación de uno con otro, es en palabras del Dave "agresivo-pasiva", mequiere-nomequiere. Siento algo, pero me voy con otros. Ebrio, después de recibir la llamada de la jefa, con el Torito llegando a las nueve de la mañana (Dave nos decía que no había ido a lo de Ana porque según él quería dormir y llegar temprano para ir a trabajar). Entre dimes y diretes, indirectas de canciones de amor, miradas y supuestas preocupaciones, el Torito se fue a trabajar. Desayunamos, y después fuimos a comprar cosas, viendo una vez más como Dave se gastó toda su quincena en tres días...

Al final, sólo quedamos él y yo, hablando en su casa después de una entretenida película "gringasjóvenesqueseenamorandelmáspopularyquelehacenverelamoraél" llamada Todas contra John Tucker, y cayendo en cuenta de que mientras borracho, le mandó mensajes de "Eres el amor de mi vida", vimos rápidamente las causad de su amor, de su estado y de todo, usando las palabras que él alguna vez usó conmigo con lo de Ana. Final de temporada, final de todo lo que el Dave puede querer...

Publicar un comentario