12 octubre 2006

Borracheras

Ayer por la tarde mientras trabajaba, mi hermana me llamó para que fuera por ella porque se había sentido mal y había vomitado sangre. Así que pedí permiso para ir por ella y ya de ahí irnos a la casa.
En el transcurso del camino a casa, me empezó a contar las pedas a las que había ido con sus amigas de la escuela. Y no pude más que sonreir y reirme con las peripecias que me contó de ella y sus amigas (como la vomitada de su amiga Grecia que según ella parecía el Exorcista). Y por consiguiente lógico comencé a recordar algunas de las ocasiones en que he(mos) terminado hasta las manitas.
Por ejemplo, la vez en casa de Emilio que fue fiesta de su tio que se iba pa'l Vaticano (es algo de la iglesia, creo sacerdote o algo así) que fueron tooodos los que en ese tiempo solíamos juntaronos: Alan, David, Cosme, Emilio, El Chuff, Katy, Dave, Mayela, Jorge y su primo, los primos de emilio (los consabidos Chuntaros), etc. Sucede que Alan siempre ha sido el más borracho de todos (incluso más que Dave) y esa vez estaba duro y dale con Katy a apostar a ver quien tomaba más; el resultado de esa competencia fue Alan vomitando en la mesa y Katy ganándole en la apuesta de caballitos de ron y tirando un plato de colección de Jerusalén de la mamá de Emilio.
Otra digna de recordarse sucedió recientemente en casa de Dave, jugando "la carta más baja" y el que la tuviera se quitaba una prenda; cabe decir que terminé desnudo en cama de Dave sin recordar nada...
Otra más, en Puerto Vallarta; cuando fuimos a Guadalajara a la planta de la IBM y terminamos el recorrido en Puerto Vallarta con el nivel de alcohol al tope desde que salimos del DF; alas cinco de la mañana en el camión nos pusimos a cantar "la Guadalupana" y "Juan Pablo 2° te quiere todo el mundo". Después en el hotel en Guadalajara, que queríamos contratar unas viejas pa que nos bailaran; y ya por último la mega peda en Pto. Vallarta donde terminé cayéndome en la banqueta frente a unas gringas que se empezaron a cagar de risa (no me acuerdo de nada a partir de ahí).
La de Acapulco en la que terminé besándo a una vieja con novio y que el novio me la hace de a pedo y ya no íbamos a madrear en el antro. Terminé partiéndome la madre con Jorge porque los dos traíamos ganas de madrearnos, y después llorando en la banqueta los dos, él por Katy y yo por Ana.
Mmm... La consabida peda de las bigotonas que está en el otro blog (Historiando); la de San Juan, en la que Toño se sorprendió por que vomité sin dar arcadas (arcadas es el cuando jalas hacia afuera para escupir, el sonido de "huak"); La de casa de Alvin (primo de Emilio); la vez que me puse bien ebrio en mi casa con los trabajadores del negocio; En el Pepe's intentando ligarme a una vieja bien sangrona, etc... ¡ah que pedas!
Publicar un comentario