26 mayo 2008

Miscelánea; Maten al León, apertura de alimentos, Indiana Jones,metrobus... un post largo

Durante las lecturas de Jorge Ibargüengoitia (siempre me cuesta trabajo escribir el apellido...) he descubierto dos distintos tonos de contar las historias: el primero es el tono personal en donde las historias las cuenta un personaje (o sea literariamente en primera persona), y en tercera persona donde las cosas se narran las cosas desde la perspectiva omnisciente y omnipresente del narrador. En este último estilo sólo le he leído dos de sus novelas: Las muertas y ésta, Maten al León. La novela trata sobre una pequeña isla llamada Arepa en donde hace veintipico años alcanzó la independencia de España y en la cual el presidente, el Mariscal de Campo Belanzuarán, opera su cuarto y último gobierno permitido por la ley Arepana. Es entonces al comienzo del libro que encontramos al contrincante del partido ofical, candidato del Partido Moderado, el Doctor Saldaña muerto en el mar y encontrado por pescadores. Dice el resumen del libro, la historia de una dictadura como tantas que ha habido en América Latina. Vemos como claramente el Partido Moderado (la clase alta) está en contra del Tirano porque hay una ley de expropiación que les quitará todas las propiedades heredadas de los españoles, mientras los pobres mueren de hambre como siempre. Entre uno y otro complot elaborado por Pepe Cussiarat y Ángeral de Berriozabal se descubre un tono de ironía propio de Jorge Ibargüengoitia (me dan problema la dieresis)
Hoy mientras venía al trabajo, vi en la portada de La Jornada, la libre importación de alimentos para "ayudar a la economía familiar". Esto es una vil burla. ¿Qué beneficio hay al abrir las puertas a estos alimentos de otras naciones? Que los productores nacionales revienten por los precios altos mientras todos los importadores que nos "quieren ayudar" vendan a precios irrisorios sus productos. ¿Por qué no ayudar más a la industria nacional en vez de tomar medidas sepultureras? Además, el pacto es con cadenas de autoservicios, dejando de lado a todos los pequeños vendedores (entiéndase tiendas, tiaguis, mercado...) les dejo la nota...Anuncia Calderón libre importación de maíz, arroz, trigo, sorgo y soya
Cuando era niño hubo una serie de películas que me marcaron en el sentido imaginativo y de ficción y creo que a todos (no he conocido a nunguno que no) los de mi edad-generación han seguido este tipo películas. Por ejemplo, quien no puede olvidar la trilogía de Volver al Futuro y a su inolvidable Dr. Emmet Brown, o a Marty, el sueño de todos, viajar en el tiempo... o por ejemplo Los Gremlins, la Trilogía de la Guerra de las Galaxias (y posteriormente la precuela), Los Gunnies (alguien recuerda esta belleza de película...?) y por último y no menos importante: Indiana Jones. La capacidad de soñar, de imaginar que eres un aventurero, un forastero, un arqueólogo. Ayer por la tarde fui con mi niñita a ver Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal y tengo que decir que muy a pesar de que la historia no fue la brillantez (no hay como compararla con La última cruzada, o con Cazadores del Arca Perdida) me gustó mucho. A pesar de que la historia transcurre rápidamente y al parecer sólo es pretexto de las relaciones sociales que se terminan de cuajar desde Cazadores, el absurdo trato hacia los Rojos (que también fue una de las cosas que me pareció absurda, pero en mi "amor" por la serie lo jusifico, plena guerra fría, Indi un patriota...) y una historia que al parecer hila las películas de Spielberg Encuentros Cercanos del Tercer Tipo y ET con esta, y que toma teorías del ya mencionado en este blog Erick Von Danïker, me gustó, me emocionó los puñetazos, los golpes, las secuencias de acción en autos; una fórmula que desarrollan desde la primera entrega. La verdad, no esperen la calidad de las anteriores, tal vez pudo haber sido mejor, de eso ni dudarlos, véanla por el amor que no está tan mal.
También hoy que venía la trabajo, me sorprendió que en el Metrobus al parecer ya va haber servicio de terminales para tarjeta al momento de cargar tu terjeta de transporte. Se me hace ridiículo el hecho, pero tengo que aceptar que a veces es necesario. Hay veces en las que no se puede conseguir cambio y sólo hay tarjeta (si, el capitalista de mierda que soy reluce... diria mi amor: pequeñoburgues explotado...).
Ya por último para cerrar este post. La final, Santos - Cruz Azul, definitivamente SANTOS.
En fin.
Publicar un comentario