13 octubre 2006

Cuentos

BEF es un autor tranquilo, sencillo y directo; las típicas características de un narrador que sabe lo que quiere y que desea transmitir a sus lectores los mismos sentimientos que él intenta plasmar en sus relatos.
El llanto de los niños muertos, es una antología que recopila un lustro de sus trabajos en el género de cuentos. Pasándo por generos de tinte ficticio BEF nos narra un mundo apocaliptico poco antes del fin del mundo para mostrarnos después un mundo de gigantes que aguarda a sus dioses, y el complot de los extraterrestres en el mundo y principalmente en México.
La mayoría de los relatos se centran en el cyberpunk (es un futuro incierto, donde todo lo que sucede es la decadencia del ser humano hasta tiempos casi edad de piedra (por ejemplo MadMax, Battle Angel Alita; muy basado en los escritos de Asimov)) y el futurismo. Algunos otros en personajes fantásticos como dragones, mujeres lobo, mutantes y extraterrestres.
De principio a fin es un libro que es superentretenido, rápido y fantástico. Sencillamente me encantó.
Personalmente los relatos cyberpunk no me gustan demasiado porque mi imaginación se malviaja imaginando el fin de la tierra, y me dejan con dudad y semblante un poco caido; estso sno son el caso. Me despiertan ese síntoma de pequeñez que somos el ser humano en compracación con el universo y las existenciales dudas de la humanidad. Nada es para siempre, pero queremos creer que así será mientras vivamos.
Hubo un relato que me dejo una sonrisa un poco más que los demás (todos me dejaron sonriendo). Trata, rápidamente, sobre la segunda monarquía en México con Hasburgo como emperador y Juárez derrotado y exiliado en el vecino del norte, mueriendo. La rebelion liberal en México ha comenzado a mandar "embajadores" a Francia con un prestigiado científico que ha desarrollado una serie de avances en robótica y desea que sea parte fundamental de la rebelión en México, me agradó mucho porque reescribe la historia mezclándola con avances tecnológicos.
Muy chido. Si pueden consíganlo.
Publicar un comentario