18 mayo 2006

El Cachamocos

Una de las principales características del mexicano es hablar el doble sentido como si fuera una lengua natural, materna. No es como cualquier otra forma de expresión en la cual es necesario aprender una lingüistica o alguna madre así; pero el albur y el doble sentido se lleva en los genes.
Ver películas de Rafael Inclán, Lalo en Mimo, Polo Polo, el Caballo Rojas, Luis de Alba; son una linda forma de entender el verdadero arte del albur; descubres palabras que en tu vida jamás pensarías que se pudiera usar para alburear, pero el caso es que es una bonita fuente de aprendizaje.
Pero el tema de este post es el cachamocos, una retórica forma de llamar a las nalgas de una mujer expresada por Rubén, y que sin duda hemos clasificado acá en la oficina como la frase más vulgar que se haya escuchado.
Y, aunque tal vez no lo sea así, es verdad que si es demasiada grotesca y hasta ofensiva... pero lo que sí es que es demasiado cagada.
En fin
Publicar un comentario