29 noviembre 2006

Miscelánea

Ok ok, lo admito, esta semana ha estado muy teto el blog . Entre anime y libros desde la semana pasada, he comentado poco sobre el ambiente político que anda demasiado tenso en estos días, la causa: la toma de posesión del nuevo presidente Feli-pillo Calderón.Si uds han vivido en una caverna en los últimos 4 meses (ó 5 desde la elección presidencial) o son como algunos visitantes de este blog extrangeros (muchas gracias a todos los del cono sur del continente, principalmente a los amigos Uruguayos, ya que siempre hay varias visitas de ellos, pero por lo menos dejen algún comentario haciéndome saber que les parece el blog...) Sucede a grandes razgos que después del megaplantón (la forma más estúpida de manifestarse por parte del Peje, fue ahí donde él solito se dio en la madre), así como la super casi inmolación del candidato electo por parte de todos los anti perredistas y algunos priístas vende pratrias; el proteccionismo de los medios de comunicación hacia todo lo que hace el electo candidato y la super exageración de todo esbozo de la "izquierda" (léase PRD (que también hay que admitirlo, no es lo más claro y más conciente por su parte)) ha hecho que el clímax político del país este a tiro de piedra para una catástrofe...Aunado a esto, el conflicto en Oaxaca, que si bien no ha sido resuelto, puede dejar un enorme hueco en el ámbito social y hasta podríamos hablar de un frente revolucionario (como sucedió hace ya 12 años con el EZLN) ha sido completamente ignorado por don Chente, que estpa más urgido por irse al rancho con la señora Martha. Para rematar, a dos días de la toma de posesión (ayer) un enfrentamiento en la Cámara de Diputables por ganar la tribuna y no dejarla para que Felipe pueda hacer su protesta como presidente del País, por parte de la bancada blanquiazul intentando que el PRD no se le adelante como lo hizo el 1 de sep durante el informe de gobierno de don Chente. Imágenes que dieron la vuelta al mundo. No sé porque (bueno si sé) me acordé del libro La Sombra del Caudillo donde los enfrentamientos a pistola eran cosa de todos los días en la cámara, y más en época de presidenciables. Ya pasamos esa época (la de presidenciables), pero por lo visto seguimos atorados en el siglo XX (la época histórica de La Sombra del Caudillo está situada después de la revolución) ó tal vez mucho antes...
Publicar un comentario