21 noviembre 2006

Miscelánea

Amo los fines de semana largos. Sin duda son perfectos, ya que dos días puedes destramparte y el tercero descansar del desmadre anterior. Así fue este loco fin de semana, en donde don Cosme celebró su cumpleaños en el Rodeo Santa Fé con demasiadas personas del grupo y a la cual no pude ir (cumple años el mismo día que mi madre) pero al parecer el alcohol sobró, las cuentas engordaron enormemente...
Al día siguente, Dave según me iba a presentar a una chica, todo dentro del cumpleaños de Erandy, una amiga lesbiana que cumplía años el domingo, pero que había decidido celebrarlo el sábado en compañía de sus amigas y amigos gay dentro de un table dance. Sucede que el día llegó, y el pelodromo no abrió, terminamos en una cantina tomando cerveza siendo el unico buga rodeado entre lesbianas y gays. Poco después llego Lalo y su eterno cabello largo, el chico más timido que poco a poco ha dejado de serlo, pero con el terrible miedo de encontrar algo que pudiera ser lo que busca y arriesgarse (me recuerda a mí), terminó fajándose con un wey de la mesa de al lado. El Torito terminó con su novio después de que éste le había regalado un peluche de Dragón, y a su vez, El Torito le regalo a Dave un Lirio (suponemos que es un lirio) rodeado de rosas... esa relación cada vez es más rara que ni ellos mismos saben que es lo que quieren. Llegó Bets con algunos amigos, platiqué con una chica llamada Liz (siempre que ando pedo me da lo besucón) y poco después de haber hablado con ella ya quería besarla... no pasó absolutamente nada (para mi mala suerte)
Salimos ebrios (Dave, El Torito y yo) con rumbo al nuevo depa de Dave. La noche y el viaje fue rápido y caro con el señor Vique que nos llevó desde la zona rosa a la casa. Llegamos y dormimos. Desperté con dos lesbianas sobre mí (Erandy y Vianey) jugando conmigo. Me invitaron a su cuarto me acosté y ellas arriba de mí. Me quedé dormido un momento y cuando desperté Erandy era penetrada por la mano de Vianey. ¡¡¡DOS LESBIANAS TUVIERON SEXO A MI LADO!!!, ¡¡¡ que rico!!!; (podría decirse que la fantasía de todo hombre de hacerlo con dos mujeres fue cumplida sólo a medias, pero algo es algo). Terminaron y después fuimos a comprar el desayuno. Comimos en la cama de Dave que por alguna razón extraña no tenía playera y sólo boxers, el Torito se había ido al trabajo. Mis niñas (ahora son mis dos lesbianas favoritas), jugaban sobre Dave, que se quejaba, y sobre mí, que pedía que siguieran.
Ellas se fueron a su cuarto una vez más. Dave y yo comenzamos a leer fragmentos impresos de su blog: recordando, riéndonos, burlándonos, hablando, comentando... Salimos de la casa con algo de prisa a dejar a Erandy a su casa, por una pequeña reunión que le iban a hacer sus hermanos y su mamá. Pasamos a comer tacos en Mixcoac y de ahí a Río Churubusco por el Torito. Llegamos a la casa, vimos el final de Friends y un pedazo de "El diablo usa Prada". Me quedé dormido.
Desperté, leí Operación Bolivar (la primera parte) una vez más y me fui a mi casa a descansar.
Jugué FFV casi toda la mañana y después vi Nadesico, una serie que desde hacía años tenía ganas de ver y que me está agradando demasiado.
Ni me acordé de la toma del Peje y apenas ahorita del Cumpleaños de Abraham. Lo único que quieres hacer después de no hacer nada, es querer seguir haciendo nada
Publicar un comentario