28 noviembre 2006

Estoy muy frustrado...

Acabo, en este preciso instante, de terminar la Flor de la Tontería y créanme que me siento muy pero muy frustrado. Una excelente novela que termina de forma repentina dejándote una sensación que pocas novelas me han dejado (salvo Benedetti en La Tregua o Primavera con Esquina Rota o Andamios ; o Eco con su La misteriosa llama de la Reina Loana). Dejándote muchas dudas sobre la trama de la novela y una decepción sobre el amor.
Tenía pensado un título como Hijo del tigre Pintito..., respecto a que el autor de este libro es el padre de Paco Ignacio Taibo II (Taibo I) y la forma sencilla y corta de cada uno de sus capítulos te envuelve de muchas muchas formas; el ambiente de extrangero en otro país y la desidia de la policia; el protagonista de la novela y su amor con la chica... todo es perfecto.... hasta el último capítulo (y penúltimo).
Me encantó el libro, me dejo muy frustrado el final (no porque sea malo) sino porque termina muy tajantemente, y si bien los dotes de investigación y las personalidades que nos desmuestra el autor durante toda la novela te deja mentalmente la idea de que la historia terminará como todo lo indica (o lo que podríamos decir lo normal): que el protagonista resuelva el problema, que se case con la chica que ama, que se encuentre el tesoro.. no sé, lo normal insisto....
Pues bueno, con el tiempo y que lo vuelva a leer entenderé bien al autor (después de la segunda leida comienzas a entender cada vez más al autor y lo que quiso hacer).
En Fin, mi siguiente libro Héroes Convocados de Paco Ignacio Taibo II (ahora el hijo otra vez).
Publicar un comentario