26 septiembre 2007

La Amenaza de el Caballo Negro

No, no es un resumen del magnífico blog de Caballo Negro sino que se trata del libro que estaba leyendo el lunes y que terminé ayer en la mañana y no resumí por contar lo de mi asalto.
Sucede pues, que éste libro rápido, coherente y bueno se sitúa en un tiempo y en un lugar no mencionado pero situado en una especie de edad bárbara. Sigurd es el hijo de Olaf que perdió el combate por la jefatura del pueblo contra Horn por lo que ha vivido con resentimiento. Es en una de esas resentitudes (si existe la palabra es válida, si no la acabo de inagurar) cuando salen a buscar lobos que han matado a alguien de la aldea (Storn) que llegan a las colinas donde los lobos habitan y después de una batalla con ellos ven a una niña como de 7 u 8 años saliendo de una de las cuevas. Decía que era en una de esas resentitudes porque Olaf pensaba que era una pérdida de tiempo buscar lobos y al descubrir lo que sucede y en una rabieta Horn le asigna que cuide a la niña a la que nombran Ratita. Es así como Sigurd tiene ahora una hermana.
Los años pasan y Ratita y Horn caminan por la playa recogiendo algas; los tiempos han sido malos para la aldea y la prepotencia de Horn ha traido algunas inconformidades en los aldeanos y se han acrecentado con la sequía. Es por eso que Sigurd y Ratita buscan las algas. Mientras caminan por la playa encuentran una caja extraña de una madera rara y brillante, Ratita tiene un presentimiento malo acerca de la caja pero Sigurd insiste en que deberían llevarla y la recogen, pero no se dan cuenta que detrás de unas rocas hay un cuerpo tirado cuya piel es completamente blanca al igual que el pelo y por alguna extraña razón la palma de sus manos negra.
Así comienza el libro y después de una serie de sucesos que terminan con toda la tranquilidad del pueblo en la cual El Caballo Negro tiene mucho que ver.
Publicar un comentario