17 septiembre 2007

Miscelánea: Cuetes

México, el ombligo del mundo según algunos, un país equis según otros, donde año con año se celebra la independencia de México un día 16 de septiembre y el famosisimo Maratón Guadalupe-Reyes en diciembre-enero. Un país de tradiciones, donde la menor de las fiestas de pueblo se ve acompañada de banda-mariachi-o su símil; donde no pueden faltar los cuetes.
Y si, es así, año con año en las mástradicionales fiestas de la nación por arte de magia aparecen los cuetes a pesar de su prohibición por el tremendo poder destructivo que pueden crear. ¿Pero que son los cuetes podrían decir algunos de los lectores que no son mexicanos? Los cuetes son la tradicional forma de denominar a los "fuegos artificiales" que nos divierten con sus sonidos y luces que producen.
Año con año por estas fechas, las noches se ven llenas de explosiones que encienden las alarmas de los coches de tan pinches duras que son; los niños pequeños con sus padres se dedican a los ya tradicionales "ratoncitos" que sólo lanzan chispas y un divertido sonido (pero como queman las chingaderas), los famosisimos buscapiés que con su tradicional coloridote ponen atento para ver por donde saldrá disparado (además de que son bien buenos para seguir prendiendo cuetes después de usados); los chifladores que al igual que los buscapiés salen disparados una vez lanzados pero con un pnche silbido que te deja sordo y muchas veces tienden a cebarse (cebar: dícese de algo que no llega a darse o producirse. Se le cebo el cuete).
Así, caminas por las calles al día siguiente viendo los "cadáveres" de los cuetes que hace unas horas o días nos entretuvieron tan magníficamente con sus sonidos (y por ende con la destructiva gana que les conlleva. Yo por ejemplo cuando era chavo, solíamos buscar sapitos que se daban en los charcos de la casa y los metíamos en una botella de plástico junto con un cañón o una paloma de dinamita... los sapitos solían resistir dos... (qué pinche sádico era(mos))).
Publicar un comentario