26 marzo 2007

Miscelánea


El sábado salí con Dave a la firma de autografos de Clement (me firmó mi ejemplar de Operación Bolivar, platiqué con él y me cayó muy bien). Se efectuó en la Librería Rosario Castellanos, en la Condechi y empezó a eso de las cuatro de la tarde. Hablamos de las sus proyectos, de sus próximos a salir (en diciembre sale Kerubim, el PDF que andaba rolando por la red y que está en su página: Página de Clement, dos proyectos de animación y uno de un posible roleo). Me contó que se inició en lo del cómic a partir del movimiento Cardenista, haciendo monos en las pancartas de las protestas, después siguió en la Jornada en las Histerietas, y luego siguió con Gallito Comics, la beca para la Operación Bolivar, y mucho después el taller dle perro. Fue entretenido estar con Clement.
La película de 300 es altamente recomendable tanto visualmente como en trama. Es de sas películas que te dejan un sabor a "quiero saber que más pasó con los espartanos", o sea con ganas de aprender. La historia se basa en la batalla de los Espartanos contra los Persas (pre-Mahoma, pre-islamismo), dónde le rey Leónidas con un grupo de 300 espartanos le hacen frente a miles de persas (y esclavos persas) por intentar conservar su patría y no ser esclavos. Muy buena película en verdad.
Ayer anduve en el Zócalo de la ciudá, en el miting de la Segunda Asamblea Nacional Democrática. Me asolié, me cansé y me sorprendió ver la gran cantidad de personas allí reunidas para seguir con el movimeinto del 2 de julio; el fraude que se sucedió en las urnas y que por motivos pendejos (sigo con que el Peje no debió haber hecho el plantón de Reforma, eso le puso la lápida al movimiento y la simpatía de muchos hacía él) continua la lucha. El izquierdismo ya no es algo lejano, se siente en todos lados, mientras algunos seguimos con ideologías, otros las aplican y continuan mostrando que la lucha sigue y sigue. Lo malo, es la poca cantidad de jóvenes que se ven inmersos en los movimientos políticos; la tarde de ayer, la mayoría era adultos y ancianos, que si bien desde siempre han estado en la lucha, buscan refrendarlo; pero pocos jóvenes eso sí.
Publicar un comentario