28 marzo 2007

Antojo

A eso de las cincoseissiete de la tarde comiebza a darte un hueco en el estómago debido a el tiempo que llevas sin consumir alimentos desde la hora de la comida. El típico antojo que te da por galletas y chocolate (o café), papas o cacahuates, la torta de milanesa o algo.... es de esas sensaciones que no se pueden dejar pasar (o se te revienta una tripa del antojo).
Hoy por ejemplo, un poco fastidiado ya de la oficina (sólo pensar que tengo que llegar a estudiar para mi examen del viernes me da más weba) y debido al antojo de mis cuates me ofrecí voluntariamente para ir por los pays de nuez (y así desaburrirme un rato) . El plan original era subir al piso 6 por los susodichos pays a la maquinita expendedora, pero como el día de ayer se terminaron (sólo quedaban de piña) fui a la calle por los antojos, en la tienda donde todo es un 10 porciento más caro que en una tiendita (lo malo es que por estos lugares no hay abarrotes "Las Juanas", o "El Cuñado", puro "Otso" o tienditas nice como la que digo), llegando con la sorpresa de que no había el susodicho pay de nuez (sólo uno) por lo que tuve que ir al Oxxo por los pays de nuez que tanto querían comer mis compañeros. Cuando regresé del encargo, sólo estaba Alex, los demás no andaban en la sala de juntas que es nuestro lugar de trabajo (según sólo íbamos a estar dos meses, eso desde la primera vez que entré aquí.... ya van dos años), los demás andaban con unas pruebas de stress a un equipo.
A estas horas de la noche, de los cuatro pays de nuez que fui a comprar, sobreviven 2 y medio, no que mucho pinche antojo?
Publicar un comentario