03 agosto 2005

Laborandun 2

Creo que ya había escrito un post con este título, por eso continuo la segunda parte. Pues después de quejarme un rato (csi ocho meses) del desempleo y ser parte "productiva" de él (recordemos a Keynes y su teoría de economía) ahora soy parte de la otra cara del espejo (sic).
Desde hace una semana exáctamente tengo trabajo, y el trabajo que quería. No puedo decir que toda esta inactividad no me ayudó en algo; claro, al contrario de todo fue muy provechosa: leí como no pude haberlo hecho antes (alrededor de 20-25 libros), escribí demasiado en este y el otro blog (Historiando); observé otro panorama de la economía, desde el punto de vista del patrón dueño de la empresa (casi) , etc...
Sí, entré como lo que siempre busqué: becario en una empresa de desarrollo de SW, consultoría y demás, una trasnacional que le brinda servico a otra (Unisys a Banamex) y sobre todo es lo que quería, uno de mis mayores objetivos (A corto plazo, el de escribir un libro sigue en proceso). No puedo negarlo, estoy feliz y muy contento. Sé que va a ser un poco dificil cumplir los estándares que me requieran, pero sé que puedo hacerlo, porque siempre he cumplido muy bien en lo que debo hacer.
Mi jefe, Rodolfo San Vicente (el inmediato) es una persona bien chingona y textulamente bien buen pedo; no te tira mala vibra y al contrario es muy solícito con lo que le pidamos, es uno de mis ejemplos a seguir (tiene 24 años y tiene asignado el poryecto de Control de Calidad (Quality Asurance) en donde estamos de becarios. Quiero ser como él). Espero que todo siga como va.
Publicar un comentario