09 octubre 2007

Te quiero por guarra amor

Juan Hernández Luna nos deja en este libro tres cuentos que si bien son extraños son típicos en lo que uno podría llamar "realidad" de esta extraña vida que acontece día con día en cualquier extraño lugar y mundo.
El primer cuento nos muestra un extraño memorial en primera persona de un escritor que conoce a una mujer en España en un congreso-algo por el estilo. Ella le comenta sobre su padre y le obsequia una foto de él (su padre) para que él (el escritor) escriba de él con solo mirar los ojos del padre. Así pues, regresa a México e intenta escribir dicha historia, topándose con una historia que se entremezcla entre una realidad y el mismo escrito sin saber que es y que no es lo que sucede, si en verdad se enamoró de la española o sencillamente si fue real...
El segundo cuento (de este si me acuedo del título, bueno a medias...) Subject: nosequemás, son una serie de correos electrónicos que una mujer manda a su "cyber" y vemos como poco a poco la relación entre ambos avanza por lo que ella le escribe (sólo están los mails de ella) en sus correos. Es así que vemos la insitencia de ella por verle, por oirle y por repetir el sexo tan ansiado y como él (por lo que ella redacta) se muestra esquivo o casi nunca contesta sus llamadas. Así avanzamos con el sólo contexto de ella en la relación hasta que...
Y el tercer cuento que le da el nombre al libro: Te quiero por guarra amor, es una historia basada en recuerdo difusos sobre un pintor-escritor que es mantenido por Cian su novia-amante-comecuandohay-critica de arte-etc. y la forma en como ella y él viven su sexualidad de muy diversas formas; además de las mil y un visitas al departamento de ella y donde él vive de a grapa (gratis) de todos los "amigos" pseudo intelectuales de onda, amantes de la música rara y demás madres (que en particular me cagan ese tipo de personas) que viven de lo que sus padres les dan. Mustios diría yo. Éste fue el relato que menos me gustó en el sentido en el que se ambienta (me recordó horriblemente La Tumba, de José Agustín. Libro que por cierto aborresco).
Ya había leído a Juan Hernández Luna pero en un libro policiaco (el de Quizá otros Labios) que me agradó mucho, y tengo que decir que estos relatos tan intrínsecos y raros no fueron muy de mi agrado.
Publicar un comentario