06 diciembre 2006

Cambios Decembrinos

El clima de la ciudad de México es más caotico que un partido de liguilla del fútbol mexicano: como puede llover como puede estar soleado como puede nevar (sólo en las partes altas (siguiendo la comparación, el último lugar puede ser campeón, el primero queda descalificado en la primer ronda, el favorito no lo es y así...)) . Primeramente se anuncia una onda gélida en el Defectuoso (y en todo el país) por lo que algunos (y su servilleta) comienzan a desempolvar las chamarras, sueteres y bufandas para darles el uso apropiado de acuerdo a la estación próxima y a los anuncios del sistema de meteorología. El primer día una lluvia intensa, el segundo un viento frío, el tercero frío a secas, el cuarto templado con destellos de sol y el quinto el sol a plena mañana lastimándote los ojos; además de asarte con la chamarra de pluma de ganso (será de ganso?), la bufanda de lana y los guantes impermeables que terminarán botados en algún lugar del salón-cuarto-oficina-dondeseaquellegues olvidados hasta la noche cuando sales primaveralmente confiado del sol mañanero y te encuentras con un viento intempestuosos que levanta faldas (mmm..... XD), y por ende te congela los huesos, llegando a no sentir los dedos de las manos... Sí, igual de caóticos ambos....
Por ahora, las compras navideñas (uno de mis temas favoritos en estas épocas. Revisar las entradas de los meses de diciembre del año pasado y antepasado) comienzan a gestarse poco a poco en tiendas; los adornos navideños ganan terreno (de hecho, comercialmente la época de día de muertos ha dejado de existir, después del 15 de septiembre sigue oficialmente navidad), los juguetes deplazan a los libros y revistas, el Guadalupe-Reyes a la vuelta de la esquina; y el aguinaldo lejano, temeroso de llegar y ser gastado en las inmensidades de una tienda comercial.
Si, diciembre llegó, el clima cambió(?), las compras regresaron, y el autor de este post se pregunta seriamente que es lo que puede hacer para poder hacer rendir el aguinaldo (de hrecho, ¿tendré?), En fin...
Publicar un comentario