03 octubre 2005

Post 3: Venganza, o como no morir en el intento, o El Conde de Montecristo

Ya terminé el Conde. Qué puedo decir...
La verdad de las cosas es que ya lo había leído hace más de 6 años, cuando iba en la secundaria y como he puesto en otros post fue mi primer libro largo. También debo decir que debido al tiempo, algunos fragmentos fueron mezclándose con las imágenes de la película (la cual por cierto es una muy buena adaptación del libro).
¿Qué harías si de un día a otro la vida te sonriera como jamás lo ha hecho, si de repente tienes a la suerte de tu lado y parece que nada va a salir mal; pero de un momento a otro vez que toda esa felicidad no existió realmente? Edmundo Dantes por un momento se sintió en la gloria y la caída fue peor.
Preso en la isla del Catillo de If, sólo y casi loco, conoce a un Abate que le cambia la vida, que le muestra que todo lo que se necesita para triunfar en la vida es inteligencia y astucia, acompañada de unos cuantos millones que harán que todo salga como tu quieras. Aunado a esto, la venganza latiendo en tu corazón momento a momento de tu largo encierro y después de él.
En el Conde de Montecisto vemos la venganza en todo su esplendor, a intriga al más puro nivel y sobre todo la astucia de Dantes para manejar a todos cuanto le rodean. Aunado a esto, los sentimientos a flor de piel, la importancia del amor sobre la venganza y el sentimiento de culpa que hace que los personajes deduscan que es lo que en verdad merecen.
El final es contrario a la película, aquí Mercedes rechaza al Conde y prefiere vivir sola pugnando su traición a Edmundo. Y Dantes, se queda con Haydee, la griega que está enamorada de él y que él adopta y forma parte fundamental para destruir a Montego.
En fin, recomiendo el libro con todo lo que puedo recomendarlo. Sin duda, es mi libro favorito y el mejor que haya leído en toda mi vida. En pocas palabras me fascina.
Publicar un comentario