12 octubre 2005

Comentarios

La primera vez que abrí un blog lo leí y difruté mucho de la narración del personaje que se encargó de escribir su día en este medio virtual. Sabía que de alguna forma había que darle la impresión de que estaba de acuerdo en lo que decía, o más bien narraba. Así que escribí mi prmier comentario en un post; cosa que a menudo hago en los blogs que visito, aunque no sea muy seguido por lo menos pongo algo para que sepan que alguien bien o mal leyó lo que escribió el autor.
A pesar de todo, es dificil saber cuando opinar algo de lo que lees. Opinar por opinar es lo mismo que decir nada. Los comentarios en si, son la vida misma del blog; es lo que le da ese reciprocidad y dinamismo al ciclo de comunicación electrónico-escrito que muchos de nosotros intentamos emular o que bien logramos (no me incluyo, tal vez no logro eso para con uds).
El principal objetivo de este post es animarlos a que comenten aunque sea una línea de "webos" o "hola", para saber si mi blog es visitado o si lo que escribo les parece adecuado y correcto.
Si, lo sé, es egocentrista, ¿pero, que persona no lo es?
Publicar un comentario