02 junio 2005

Otro día de entrevistas

El lunes de esta semana, me hablaron de una entrevista a la cual fui el jueves pasado (hace ocho días). Resulta que debido a que cumplí con el perfil que buscaban, era necesario asistir a un curso de "inducción" que de inducción no tuvo demasiado... me estoy adelantando. Tenía que ir ayer y hoy para que viera bien que onda y ver si era seleccionado del grupo restante que cubrió el perfil igual que yo.
Ayer por la mañana comencé mi día tranquilamente, me levanté y fui a dejar a mi hermana al metro, después oí un rato al "Golfo" en Reactor105 y luego me bañé. Me cambié y salí poco después de que el Antisocial empezara. Abordé, después de caminar la distancia del metro a mi casa, el naranja convoy y viaje en dirección a División del Norte que es donde el lugar está ubicado el sitio donde tenía que presentarme. Llegué como siempre temparano y esperé un poco a que dieran las diez de la mañana que era la hora de la cita. Transcurrido un rato, fui a ver que me deparaba el destino.
Llegué al lugar, conocido por otros motivos (en la esquina está Samatex, los italianos que venden máquinas textiles y que por mi papá los conozco y algunas veces voy ahí por refacciones). Entre en el lugar y nos conducieron a una sala donde había más personas, todas elegidas para lo mismo. Despues de una serie de dinámicas de presentación, de conocimiento de todos contra todos y demás chunches de "breaking the ice" se fueron las tres horas de ayer, quedando de regresar hoy para continuar con el curso.
Hoy, sucedió algo parecido en la mañana y al llegar al sitio, conistió igual forma en una serie de dinámicas sobre trabajo en equipo, que junto con las anteriores de perspectivas emocional y perfil determinarían si quedábamos en el curso de becario de Java.
Terminamos, lo que le siguó fue que después del último trabajo en equipo, y de dar algunos "regalos" metafóricos a los demás, aún no se hacía la selección y tienen que llamarnos en la próxima semana para saber quienes fueron los elegidos.
Lo que me resultó más pinche, fue el interactuar con personas nuevas y hasta cierto punto sentirte a gusto con ellas y que de un derrepente te digan que no todos se quedan; sí, la amistad que se dió en el grupo de posibles fue buena y casi todos nos llevamos bien, pero el pensar que no todos podemos estar ahí y que te hicieron trabajar con ellos para probarte se me hace una mala forma de "inducción", que d epor sí de inducción no tenía mucho, más bien diría de presnetación y relación social.
En fin, esperemos la próxima semana para ver quienes son lo que quedamos en esto y a los demás suerte.
Publicar un comentario