05 junio 2005

Cuando el Zócalo se llenó de Flores

Sábado a las 8 y media de la noche, aunque todo comenzó horas antes, bajo la inclemencia del sol de primavera a las cinco de la tarde miles de personas ya hacían por esperar a un grupo que representaría más de México en otro lugar del mundo; un evento que sin duda muchas personas esperaban como, primero un rumor y después como una realidad: Café Tacvba en el zócalo de manera gratuita.Cafe Tacvba en el Zócalo
Las ocho y media; después de escuchar discos de Metallica, La Castañeda, Los Fabulosos Cadillacs y más, los chiflidos se hicieron. El escenario se apago y comenzó con una canción que pocos corearon; siguieron con "No controles" que de inmediato prendió al público, de ahí pal real. Siguieron éxitos tras éxitos, no escatimaron en tres horas de concierto con todos las canciones que han sido consideradas por todos como éxitos.
Además de eso, una gran cantidad de invitados: Lino Nava, de La Lupita; Micky de Molotov; Rocco y Sax de la Maldita Vecindad; Álvaro Cuevas de los Tres; el Sr. González de la Botellita de Jeréz... que podemos decir, un supero concierto.Lino Nava de la Lupita
Además de todo eso, más de 170 mil personas llegaron al Zócalo; no sólo la plaza de la Constitución se llenó, sino que avenidas como 20 de Noviembre, 5 de Febrero, Pino Suárez estaban repletas. El metro se cerró desde las 7 de la noche. Increible en verdad; un ambiente extremo: skatos dándole a la mona y a la mariguana; en el otro extremo, fresas coreando "Eres"; otros dándole al Ska y lánzandose por los aires para aterrizar encima de otros que molestos mentaban madres.
Lo mejor, el final con tres canciones que el público pedía desde el inicio. Primero "El baile y el Salón"; después un clásico que sin duda nadie dejó de cantar "Las Flores" y por último "La Ingrata" canción que le dió a los Tacvbos la internacionalización. Y ya por último una canción llena de amor "Como te extraño", o eso fue lo que alcancé a escuchar porque lamentablemente tuve que irme un poco antes, mientras a lo lejos se escuchaba esa canción.
En fin un motivo más para seguir con los conciertos en el Zócalo.
Publicar un comentario