01 agosto 2007

Calor y Aguas

Entre que las aguas siguen a la orden del día y que el calor que no mames, estos días han estado bastante tranquilos para ésta persona. Eso qué podrían preguntar algunos de ustedes, que pustas con el clima. El pedo es el siguiente: hace un año aproximadamente por estas fechas en plena época de lluvia me había tocado por lo menos irme caminando a mi casa una o dos veces. Claro no fue caminando desde el trabajoa (por acá por Barranca del Muerto e Insurgentes), sino que sólo (si wey solo) fue desde el metro Villa de Aragón hasta Río de los Remedios; imagiíenese la escena cientos de personas y yo csaminando por los carriles de baja velocidad de la Avénida Central, evitando los charcos tamaño caguama que sumergían las banquetas; toreando coches hijos de puta (y los conductores que los manejaban) que pasan por las lagunillas alzando el agua y mojándonos...
La razón por la que pasaba esto es que el metro dejaba de funcionar: se encharcaba el agua en los rieles, o sepa la chingada... el caso es que teníamos que caminar.
Estos días no ha sucedido así, por más fuerte que haya estado el agua ha seguido funcionando el metro sin dopes, ta chido en verdad.
El calor es otra cosa, ha hecho un chingo de calor. Un chingo en verdad, en la pequeña salita (la peserita, tenemos un cristal frente a nosotros y todos lo que pasan se nos quedan viendo) tenemos el ventilador funcionando desde que llega el primero hasta que lo apaga el último que se va de la sala (por ahí de las 9 chance más chance menos) otras también el aire acondicionado ta jalando (en dos años que llevabamos aquí, es la primera vez que tenemos aire acondicionado, y eso se apaga de vez en vez). Se refesca en la tarde con el agüita, pero aún así ta cabrón.
En fin...
Publicar un comentario