14 mayo 2007

Una de Crudos

¿Qué es lo peor después de un día de borrachera (o noche da igual)? ¿La cruda moral o la física? La cruda moral es horrible, más cuando no te acuedas de que es lo que pasa-pasó en la peda, y sabes que definitivamente hiciste algo que no debías hacer... y por más que preguntes todos te dicen que no pasó nada (en algunas ocaciones así es), pero por dentro sabes que a huevo hiciste algo. La cruda física es una de las peores sensaciones que puedes llegar a experimentar; el dolor de cabeza, la boca sabiendote a quien sabe que madres (algunas veces a la guacara del día anterior (guacara: vomitada)), el cuerpo adolorido, la cara como de "no he dormido en cinco días" aunque no haya sido en dos horas... Esa extraña y ojete capacidad de aumentar los sentidos haciendo que todo, absolutamente todo te moleste, desde un susurro hasta que te toquen.
Pero también es dievertido amanecer crudo. Particularmente gasto demasiado tiempo intentando recordar que fue lo que pasó en la peda: no es que no lo recuerde, sino que el enorme rompecabezas que se vuelve la memoria te juega malas pasadas y es entretenido recordar como fue que pasaron las cosas. O recordar los chistes y los comentarios del día anterior...
Lo peor de todo, es y seguira siendo el vomitar. No hay peor cosa que vomitar todo lo que acabas de consumir. Te deja un horrible sabor de boca, un dolor en el pecho (desde el viernes me duele el pecho), y el peor remordimiento de conciencia que puedes tener. A mi parecer te deja un peor sentimiento que cualquier otro.
Así más o menos me sentí el sábado después de una noche de Vodka y Cervezas en el Papa's Bill con Alex, Danny, Roy y algunos más. Amanecí en el sillon del buen Alex y Roy que me alojaron durante la madrugada. Gracias.
Nña, te quiero mucho, te amo. Me gusta esta estar contigo como no tienes idea. Eres muy importante para mí...
Publicar un comentario