21 mayo 2007

El Último Don

El poder no es lo es todo... es lo único. Es el lema de El Último Don, novela de Mario Puzzo donde si bien nos inunda una vez más con el modus vivendi de las familias, también nos muestra los dejos de la sangre y las siempre constantes oportunidades que suceden para poder seguir con el poder.
Literariamente podemos decir que el Último Don es la "continuación" del Padrino, donde después de hacer sus intentos por entrar en el mundo legal, han comenzado a ver los negocios... pero con una familia distinta: Los Clericuzio son ahora los protagonistas.
Comienza con un bautizo donde dos pequeños niños son las estrellas de la fiesta, ambos han sido bautizados este día y es motivo de celebración para toda la familia después de una cruenta guerra contra los Santadio. Don Clericuzio ha puesto todo su esperanza en ellos dos. Serán los primeros miembros de la familia que disfrutaran de la sociedad.
La historia propiamente se centra en Crosifixio "Cross" de Lena, hijo del sobrino (Pippi) del Don y uno de los niños bautizados. Ayudante de Grovenelt (gerente del Hotel Xanadu) y heredero de las acciones de Grovenelt a su muerte. Vemos su vida y como se desarrolla poco a poco hasta integrarse como parte de la Familia y al final terminar de forma abrupta toda relación con ésta.
Una historia de amor, muertes, negocios y venganzas. Dónde todo lo que importa es cuanto poder puedes tener el costo no importa sólo el poder...
Publicar un comentario