13 junio 2006

Miscelánea

Resulta ser que las cosas por acá por la oficina no pintan del todo bien para todos, pues todo parece indicar que nos quedaremos sin trabajo casi a finales de este mes si no se firma un contrato que anda pendiente y del cual ya se han realizado algunas cosillas; todo está en suspenso y eso de buscar trabajo otra vez me da hueva y sobre todo miedo de no encontrar algo pronto si esto se lleva a cabo. Por el momento me acabo de quedar sin dinero y apenas pagaron hoy.
El mundial ya comenzó y ha traido alegrias al pueblo mexicano después de ese 3-1 a Irán el domingo pasado. Cómo es posible que tanta gente se de por perdida durante un juego de la selección y algunos partidos importantes como el de Brasil- Croacia de hoy. Los bares de por acá llenos hasta la madre, los puestecillos de tacos y tortas con su tele sintonizando los pocos partidos que serán televisados de forma abierta. Escuché en el Antisocial de Reactor que en España se acabaron las pantallas de Alta Definición de un día a otro de comenzada la copa y al parecer en México no es la excepción.
Las campañas políticas basadas en agresiones entre un candidato y otro no dejan mas que un desprestigio entre los dos fuertes a la presidencia. Uno le dice mentiroso el otro le contesta ladrón; uno con el cuñado incomodo, el otro la deuda. Lo que si se me hace un total oportunismo es la campaña del sr. Calderón y los futbolistas y la actual copa del mundo que por ende hilan una csoa con otra. No es la forma de llegar al pueblo, y muy independientemente de lo que cada futbolista pueda o no opinar sobre su identidad política (sácate el término).
Comencé mi libro favorito (latino) La Tregua del sr. Benedetti.
Publicar un comentario