16 septiembre 2005

La independecia del México

Como cada año, ayer y hoy se celebra una fecha muy importante en la vida del país. Una fecha que hace comunión en casi todos los grupos que cohabitan en el país. La independencia. ¿Qué podemos decir de ella? muchas cosas, como que nos dan el día a todas la personas, que es día feriado para todos, que hay licor en abundancia, que la música fluye de todos lugares, que las banderas chinas-mexicanas se venden en cada esquina, que refeljamos la identidad que nos enmarca en el lazo de la comunidad y nos identifica de todos los demás que nos son mexicanos. Que la vida es bella... jajaja.
Pero tras todo esto, siempre hay una serie de cosas que dejamos de lado, los eventos del pasado que poco a poco se remontan en la memoria de la sociedad, que sólo festejamos por festejar, que el contexto de independencia es cada vez más efímero a lo que diríamos que es independiente. Estamos rodeados por todos lados de cosas que nos dirimiten , que nos dirigen, que nos regulan que teminan siendo la gran independencia de un país que por muchos lados termina siendo el país que menos independencia tiene del resto del mundo. Arriba, EU se intermete en el país como Juan por su casa violando la soberanía que nos hace independiente. Poco a poco, el sueño de una nación que se dirija a si misma, que conviva en la comunidad internacional sin pedir permiso a la potencia es cada vez menos real; el sueño del país que no tuviera que dar todo a otro es sólo un sueño que poco a poco se borra. El sueño de un cura que por motivos propios o no, levantó al pueblo en armas por lo que él creía era lo justo (como dije para si mismo o por conciencia social) para buscar una identidad única, dirigirse a sí mismo, cometer sus propios errores y para poner una monarquía que poco a poco se fue alejando hasta llegar a la república y las Sentimientos de la Nación de Morelos, el abrazo de Acatempan, el imperio de Iturbide y llegar al presidente primigio de México Guadalupe Victoria y continua muchos años después hasta nuestros días y cada vez vemos eso, esa pérdida del sueño.
Publicar un comentario