26 septiembre 2005

Amistades

El sábado pasó algo muy duro con mis amigos. Resulta que por ciertos motivos que no eran los mejores ni los menos adecuados, tres de mis amigos se pelearon con otra que anda con otro amigo (complejo, no?) Todo lo que puedo decir sin violar el secreto de confidencialidad (o sea no verme chismoso) es que hasta cuando es bueno que una amistad termine y comience un romance.
Sin duda, a todos alguna vez nos ha pasado. No precisamente el hecho de verse relacionado en una relación estable, sino algun affair o un faje con una de nuestras amigas(os). Las situaciones posteriores pueden llevar a varias cosas, entre ellas que dejen de ser amigos; que empiecen algo más o por último que siga todo igual. Lo que más comienza a detallar las situaciones a la postre serán los grados de amistad que haya entre ambos.
Otra de esas situaciones es cuando uno de ellos está enamorado del otro, y por mínimas razones las cosas comienzan a darse entre ambos. Algunas veces este tipo de situaciones traen muchos alivios a la relación en sí, esto porque conoces más a la persona con la que andas; pero por otro lado, pueden surgir monotonías y malos entendidos con amigos cercanos (como pasó el sábado).
Los celos son algo que además de todo, destruye tu relación y además termina con la de tus amigos del sexo opuesto. La inseguridad en la pareja es lo que más daña a una relación (además de la falta de comunicación), y tras todo esto siempre hay una ola que termina arrastrando a ambos lados de la costa.
Publicar un comentario