15 abril 2009

La Mara

La frontera sur, frontera olvidada por ser la norte la que más atención llama por ser la "entrada" a EU; pero no por ello deja de ser frontera: sinónimo de violencia y corrupción; pobreza y riquieza extrema; polleros y migrantes... distintos actores, distintas locaciones, mismos personajes.
Rafael Ramírez Heredia, escritor que si bien me ha causado conflictos por su forma de escribir (el revoloteo que le da a las descripciones, los tonos confusos y tardios, etc.) pero que a la vez me gusta (esas mismas descripciones, esos mismos tonos, la historia en general de sus historias, el atar cabos, etc.) retrata en La Mara esa frontera, no sólo basándose como el título podría darnos a indicar, en la Mara Salvatrucha, sino mostrándonos en una historia con subhistorias la complejidad de las relaciones de poder en la línea fronteriza del sur de México y norte de Guatemala y Honduras, centradas principalmente ente el río Suchiate (Satanachia, como se dirá en la novela), tanto la corrupción de los agentes migratorios como de los mismos polleros; las ambiciones por llegar "Al Norte" (EU) teniendo primero que llegar al norte de los paises centroamericanos que es México, la entrada al "paraiso" que es EU.
Una novela que nos maneja las historias en los tugurios en Tecún Umán (Tijuanita, el punto de perdición que emula a Tijuana en México) donde la prostitución infantil es cosa de todos los días, dionde la coca circula, donde los contratos a Tapachula y Ciudad Hidalgo es solo el principio de Lizbeth-Selene, panameña que engancha a clientes con la blanca.
Donde el ex-consul de México en Guatemala, ahora retirado por la masacre del Cañaveral, recuerda a chiquilla Sabina, la Sabia, como le decían en el Tijuanita - el mayor centro nocturno de Tecún Umán - donde se desnudaba.
Doña Lita, una mexicana que radica en Tecún y es "madrota" y pollera, tiene contactos con los Generales y con los licenciados mexicanos que contratan a sus "niñas" para fiestas privadas; Julio "El Moro" Sarabia, agente de migración al que a como todos les gusta que le digan Comandante a pesar que ese grado no existe, encargado de los "bisnes" entre el sur con el norte; aydado por el Burrona y el Calatrava, el primero agente como él que ahorra y ahorra para un día irse a vivir a Veracruz o Cuernavaca, que no gasta en excesos como el Moro y que no por ello no tenga su "preferida", L; el segundo, chofer del camión encargado de regresar a los migrantes a la línea fornterisa y que estuvo a punto de morir a manos de una turba agresiva que transportaba de no ser por la Mara que le ayudo y a la que le debe algo.
Giovani, hermano de La Sabia Sabina y precoz joven que entra a la mara cuando intentando ir al norte se encuentra con el Poison que lo adoctrina para unirlo a la clica 13. Ximenus Fidalgo, la representación del Verbo Sagrado en el mundo y consejero de doña Lita y de otros personajes, que conoce todo lo que la Mara hace; y, Tata Añorve, lanchero que cruza gente a través del Satanachia y que es sin quererlo el precursor de la matanza del Cañaveral.
Estos y otros personajes que nos narran la vida en la frontera sur, y el terror que se oculta en la selva venido del Norte y que ahora está en todo el mundo: La Mara.
Publicar un comentario