24 marzo 2008

El amor

Nacer, vivir, morir: las etapas de la vida de cualquier ser viviente del planeta, no hay ningún ser orgánico que no sufra el mismo destino, ninguno.
Generalmente el ser humano se ha desarrollado de forma opuesta a la realidad, con la siempre presente idea de la vida y el miedo a morir, escudados por la sociedad y muchos (aunque hoy en día cada vez menos) por un sentimiento llamado Amor.
¿Qué es el amor? Científicamente es la liberación de endorfinas por parte de dos personas que por una u otra razón son propicios para la reproducción; es el medio en el cual la evolución y naturaleza nos dotaron para la supervivencia después de que los organos sexuales se escondieron al momento de la erección (en dos piernas) del hombre.
Leer lo anterior puede hasta resultar raro, cruel y despiadado; pero no es más que la realidad. Estamos tan acostumbrasdos a la idea del amor romántico con el que los medios nos bombardean desde hace siglos y siglos que escuchar un enfoque científico es horrible, créanme yo siento horriblemente crudo leer lo anterior, como si todo fuera reproducirse... Pero no sólo es eso, el ser humano es un ser social, respaldado por otros semejantes, es un animal que no puede dejar de vivir con alguien, con personas que como él responden a estímulos dados, a situaciones, gustos, etc. Cadenas que se forman con las personas, la adecuación a otros; a uno. Esa terrible necesidad de estar con ella, de quererla no sólo sexualmente sino social-psicológica-fraternalmente, de no separarte de la persona que te despierta sentimientos tan raros que son tan placenteros, que te pueden hacer sonreir con la más minima palabra, sentir mal con una frase o enojar con un acto. Creo que eso es el amor. Las ligaduras por alguien que como tú se siente feliz, completo, pacífico, amado totalmente por otra persona.
Así me siento, y no es la primera vez que lo escribo en este blog: Aideé te amo. Eres la mujer de mi vida, no quiero estar sin tí jamás, te extraño tanto desde ayer que te dejé en la puerta de la casa, cuando te hablé en la noche, cuando desperté... TE AMO.
Publicar un comentario