14 marzo 2008

Asaltos

No lo había posteado, pero el miércoles iba a ir a ver a Aideé (que hoy se fue a San Luis Potosí a una práctica de campo y no la voy a ver :( ) y cuando iba para el metro me asaltaron. La cosa fue así, iba escuchando música en el celular caminando y paranóicamente como siempre volteando hacia atrás para ver si no me seguían; una calle antes de llegar al metro curcé la calle y vi que un taxi estaba estacionado como esperando algo. Comenzó a avanzar y la verdad no le dí importancia porque estaba apurado por llegar al metro. Cuando me di cuenta un wey de sudadera gris se me acercó y me enseño una pistola que se guardó en la bolsa de la sudadera y me amagó con ella (me la pegó apuntándome) y otro wey se quedaba de segundo atrás de él me quité el teléfono y se lo dí (por suerte llebava pans y no se veía la cartera) los dos weyes se fueron al taxi que estaba ahí y me quedé impotente viéndolos como se subían y se largaban... no sabía que hacer.
Regresé a mi casa, triste desesperado por que mi niñita me iba a esperar en el metro y ella no traía pila en su cel, enojado con miedo y coraje... otra vez la frustración de ver que todo lo que pasaba era eso: que me habían asaltado.
Comenté con un amigo que vende hamburguesas que me habían asaltado y me dijo que a su hijo también y ya iban 2 veces en la tarde; de un tiempo para acá esta zona del metro Río de los Remedio se ha vuelto bastante peligrosa. Cuidado
Publicar un comentario