09 julio 2007

Tiempo de Alacranes

El año pasado durante la feria del libro de la Cd. de México, asistí casi por casualidad a una conferencia de un monero y un comiquero que presentaban sus libros; el monero no recuerdo quien era, pero el comiquero era Bernardo Fernández mejor conocido como BEF y habló sobre la forma en como suceden las cosas para que una novela pueda ser escrita; los porqués de las historias. Ese día compré El llanto de los niños muertos y me lo autografió, pero me quedé con las ganas de comprar su primer novela: Tiempo de Alacranes.
El sábado mientras caminabamos por el centro mi niña y yo pasamos por librerías El Sótano y pregunté por el libro si de pura casualidad estaba ya que en otros lugares donde había preguntado siempre estaba agotado y como si estuvo lo compré.
La novela trata sobre un matón que ha decidido retirarse porque no puede cumplir su último trabajo porque se le enternece el corazón, además de que ya está cansado de hacerlo. Es por eso que después de hablarle al Señor para decir que no puede realizar el trabajo va a un banco a depositar el adelanto que tenía.
Mientras tanto en Canada, un grupo de jóvenes aburridos han decidido hacer algo de diversión cruzando EU hasta llegar a México y para sostener los gastos han decidido asaltar bancos y hacer robos. Así están hasta que llegan a México, a una terminal bancaria donde El Güero está depositando en ese momento el adelanto que el Señor le dio por el trabajo.
Es entonces cuando todo se vuelve un desbarajuste y nadie sabe que es lo que sucede a ciencia cierta salvo la muerte de uno de los tres jovenes que resulta ser ahijado del Señor y es entonces cuando se arma la gorda.
Un libro brillante (me recordó mucho Cuatro Manos de Taibo II que ya también compré para leerlo), rápido y cómico a más no poder donde vemos el alcance de los Narcos y los matones y a veces la ineficiencia de los polis. Muy bueno en verdad
Publicar un comentario