01 marzo 2006

El Segador (La cosecha)

La muerte es uno de los grandes misterios de la vida del hombre, siempre que pensamos en ella por cuestiones de miedo desviamos el tema a otros en que aparentemente seguimos estando seguros. Olvidamos sobremanera que es lo único seguro que tenemos en la vida; es como un viaje en el cual compramos un boleto de ida y regreso.
La Muerte del Mundodisco ha sido revocada de su puesto, le han dado un biometro (reloj de arena que mide la vida de las personas) y por consiguiente una vida, ¿pero por qué la Muerte necesita vida y tiempo?
En otros rincones del Mundodisco, comienza a haber una aglomeración de fuerza vital y varios objetos inanimados comienzan a cobrar vida. Ankh-Morpork ha comenzado a tener una serie de sucesos extraños en la ya de por sí extraña ciudad; unos extraños globos de paisajes a escala del ciudad, que agitas y sale nieve han comenzado a aparecer en muchos lugares de la ciudad, nadie sabe que son o por qué están ahí, pero eso no importa siempre y cuando se vendan bien...
En la Universidad Invisible, Windle Poons ha cumplido 130 años y espera pacientemente su hora de morir; como todos los magos, puede saber cuando morirá y en que momento la Muerte vendra por él; pero por alguna razón ella no llega a la cita...
Lejos de ahí, en una granja, una cosecha tiene que ser cortada. Un granjero que es demasiado bueno con la guadaña.
Terry Pratchet nos demuestra en este libro la importancia del espacio-tiempo y la relación con la muerte. Un libro demasiado bueno. Vemos a algunos de los personajes más importantes en otros libros como la poderosa Muerte (es de mis favoritos), al bibliotecario de la Universidad Invisible, al Patricio de Ankh-Morpork, etc. Además, es un libro que nos narra como un ser inmemorial, supremo, omniconsciente y omnipresente cuando le dan tiempo vive como un humano.
"De qué sirve la cosecha, si no existe un segador a quien le interese"
Publicar un comentario