30 junio 2008

Veinticinco

Ayer fue mi cumpleaños veinticinco. ¡Felicidades a mí! je
Y a pesar de todo lo que me deprime mi cumpleaños, y a que tengo a las personas más importantes de mi vida a mi lado hay momentos en los que me siento sólo. Sé que es estúpido porque no debería de sentirme así teniendo al amor de mi vida, a una gran cantidad de amigos que me apoyan y me quieren; que se preocupan por mí.
Me he dado cuenta que necesito ayuda profesional y no es por el hecho de que esté completamente loco (de hecho no hay "naiden" cuerdo en este mundo) pero soy autodestructivo; tiendo a no quererme y a hacerme menos de una forma excesiva, de no valorarme como debería a pesar de los logros que he hecho; no confío en mí y soy miedoso... ese soy yo.
Creo que uno de mis traumas de ello es el hecho de que odio la pedantería y llego al extremos de hacerme menos para no sentirme importante. Odio a los pedantes (ya deberían de saberlo si leen mi blog con alguna regularidad) y evitando ser ello me hago completamente menos en todo.
Aunque casi siempre optimista con los demás, cuando estoy con las personas que me quieren como mi Aideé me deprimo por cualquier cosa, me siento terriblemente mal y me autodestruyo.
Esto generalmente aumenta en estas fechas previas a mi cumpleaños (después desaparecen). Es aunado a la ya típica depresión cumpleañera que generalmente escribo desde hace casi 4 años (en diciembre cumple 4) en el blog.
Soy feliz en general, a excepción de lo que comenté arriba me siento demasiado feliz; a pesar de las preocupaciones me hacen feliz las cosas, mis personas, mis acciones mis amores.
Veinticinco años, un cuarto de siglo y siendo optimistas es demasiado lo que he hecho muy a mi pesar y a lo que mi cerebro intenta deshacer.
En fin, sigamos con la vida...
PD.- Mañana un post con info un poco impredecible aunque no tanto...
Publicar un comentario