19 julio 2006

Iluminado por una llama: La Misteriosa Llama de la Reina Loana

No he leído mucho a Eco, sólo tres libros con éste que acabo de terminar y de los tres que he elído me agradó demasiado este, salvo un punto defavorable; el final.
La historia que nos narra Eco comienza con una serie de citas y confabuilaciones de libros que un personaje dice como lo úinico que recuerda de su vida; fragmentos de libros y de cultura general que lo retratan como una persona que abe demasiado, pero que por una razón no especifcada en todo el libro, salvo que sufrió un accidente, no recuerda absolutamente nada de su pasado. Despierta en la cama de un hospital y se descubre que su nombre es Gianbatista Bodoni, está casado, tiene dos hijas, tres nietos y acaba de cumplir 60 años, y la serie de conocimientos enciclopédicos que le siguen en la cabeza. De ahí que comience el proceso por recordar todo lo que alguna vez fue suyo en memoria, redescubriendo su vida vivida a través de recortes, periódicos, cómics, discos y supocisiones.
Narrativamente, Eco explora una forma de narración muy personal y que en otros libros no había usado. Es como si leyeras a Benedetti mezclado con Ibargüengoitia; por un lado el más puro tono personal y de reencuentro que nos trae Yambo (así le dicen) y el más puro cinismo-sarcasmo-duda con que maneja todo lo que ha vivido.
Puedo deifnir tres procesos principales: aprender, suponer-vivir-escuchar, recordar; que se dan en ese preciso orden y en las tres partes que componen el libro; y es precisamente en la parte final dónde todo lo que forjó en la segunda parte se completa, pero a la vez queda inconclusa la vida del protagonista dejándonos con demasiadas dudas sobre lo que sucedió al final, si todo termina con la búsqueda del primer amor.
Me agradó el libro, me hizo recordar por un momento que en la 2a Guerra Mundial Alemania no fue el único enemigo, además de aprender muchas cosas sobre la Italia de los 40's.
Publicar un comentario