28 julio 2006

El otro lado

Siempre he dicho que para saber si algo está bueno o no, debes de jusgarlo por tí mismo y generalmente es así con todo; por más que escuchemos críticas u opiniones buenas sobre un libro-pelicula-disco o cualquier cosa.
Pues dándome este principio decidí comprar el martes el libro de Laura Santullo El Otro lado en uno de esos puestos de libros que ya hay dentro del metro, eso sucedió mientras leía los títulos de los libros y después de ver que podía comprar uno y quedarme sin dinero opté por alzar éste y leer la parte posterior (ya saben donde viene la sinopsis, ok se me fue el nombre) y casi de inmediato vi dos cosas que me llamaron la atención "...Laura adora los relatos breves", tal como a mí, y "Anduvo por la Condesa..." que para ser exactos me encantan los escritores mexicanos. Esa fue la razón por la que lo compré.
Ese día había terminado el de Pratchett, así que en la noche llegué a escribir el resumen del libro y después de bloggear, checar correos y pelearme con algunos programas y actualizaciones me subí a acostar y a leer.
Mi primera decepción; Laura Santullo no es mexicana, es uruguaya (como Benedetti), pero lleva residiendo en México desde el 96. Ya después de eso entré en forma en los relatos. El otro lado consta de 8 relatos quenos demuestran una escritura con mucha idea, pero que es demasiado repetitiva y le da demasiados rodeos a las cosas (particularmente me agrada un poco esto pero puede llegar a hacerse cansado dar tantos rodeos, prefiero que el autor sepa que es lo que va y lo diga directo, sin tantos espabullamientos), además el contexto de las historias es en cierta forma no muy original; por ejemplo el primer relato y que le da nombre al libro me recordó inmediatamente a Lewis Carroll en Alicia en el Espejo además de una mezcla que no he podido identificar al ciento por ciento de robo de identidad; otro aspecto que le noté es que la historia es demasiado predecible, y como diría el Dave llega a ser lo que el lector espera que pase. Pero la crónica de eventos "normales" son muy buenos, en el primer relato de este tipo "Tiempo de Vals" nos demuestra que la narración es adecuada a lo que sucede en la historia, o en "El Viento en la Cara" te hace ver las cosas desde la perspectiva de una joven que está atada a un mundo y que quisiera vivir el real, el de su hermana; por último "El Fin", me recordó un relato que yo alguna vez escribi (La cita y el Café, por cierto dónde dejé mi libreta?) y es el mejor (junto con el anterior) de la colección de cuentos.
No es una lectura aburrida, cabe decir, pero personalmente sentí eso en los relatos y como dije al principio más vale leerlo tú mismo y jusgarlo.
Publicar un comentario