18 enero 2006

Miscelánea

El domingo fue el último día para tramitar la credencial de elector para poder votar el próximo dos de julio. Resulta gratificante ver que muchos jóvenes sacaron su trámite para dicho documento que no sólo los acredita como mayores de edad, sino que conlleva todas las demás responsabilidades como su principal fin: votar y ejercer tu derecho a decidir quin nos gobernará. Lo que también es digno de admirarse es que dichos módulos del IFE permanecieron abiertos hasta las 12 de la noche debido a la demanda de trámites que había; por mi parte, me tocó ser testigo de un chavo al que ni siquiera conocía y que una señora muy amablemente me pidió que si les podía ayudar para sacarla; el chiste fue que sólo me pidieron mi credencial para que copiaran el número de elector y firmara una hoja oficial. En fin.
Ayer fue el cumpleaños de ET y fuimos al Hooters. Olvidaba lo bueno que es este lugar en dos cosas: las alitas y las meseras. No podría decir a ciencia cierta cual de las dos es mejor, bueno sí, las chicas se llevan el premio mayor. También es importante tomar en cuenta que la mayoría de ellas sólo son contratadas por ser lindas y buenitas; en palabras breves sólo atractivas físicamente (NOTA: sólo quiero decir que todo esto son suposiciones mías, nada de lo que digo son cosas ciertas; repito sólo suposiciones) y por ello, ¿no es al mismo tiempo una especie de denigración? Lo cierto es que no puedes juzgar un libro por su apariencia y lo único que consta es que son lindas.

Publicar un comentario