28 enero 2006

Conquista

EL descubrimiento de América constituye uno de los logros más importantes en la vida del hombre occidental (hablemos del descubrimiento formal, ok). Para países como España, Portugal Inglaterra e incluso Francia fue un avance en el ámbito económico que dificilmente hubiera podido darse sin dicho descubrimiento; pero el principa logro de estos países fue el de extender su reino a niveles insospechados teniendo como consecuencia la destrucción de millones de seres que habitaban en ellas cientos de años de la llegada de Colón.
Fray Bartolomé de las Casas, un religioso dominico que tenía como objetivo y el de muchos otros de su oficio, el extener la fe de Dios a los menos afortunados, en este caso lo pobladores indígenas de la América; nos relata en su Brevísima relación de la destrucción de las Indias una monografía sobre la conquista del continente.
Propiamente dicho la conquista de América tuvo como parte fundamental o piedra angular la buena fe de los indígenas hacía los españoles y la ambición de estos por el oro que abundaba en las partes menos imaginadas del lugar al que llegaban. De las Casas nos narra una serie de sucesos y experiencias vívidas sobre el maltrato que sufrían los indios por parte de los españoles, las gran cantidad de abusos y engaños con que matábanles y vendíanles como esclavos; como alimentaban a los perros con carne de nativo y mil y un cosas más. También nos habla de la mansedad de los nativos, que por tratar de agradar a los extraños les llevaban ofrendas, oro y plata y caían víctimas de esa misma nobleza.
De las Casa fue uno de los primeros en hablar sobre la igualdad de los indios, y por tal fue protector universal de los mismos; hablaba sobre una equidad y sobre la divulgación de la fe cristiana de forma pacífica, en completa interacción con los pueblos de América
Publicar un comentario