10 agosto 2009

Miscelánea; Semanas

¿Qué persona no quiere que la semana laboral empiece un martes?
En México, la consitución en el maltratado y olvidado Artículo 123 se especifica que la jornada laboral es de 8 horas con un día semanal de descanso no especificando que día es el de descanso, que por tradición de la religión católica, se tomó como el domingo (recordemos que en la tradición judia, el día que Javhé se tomó descanso después de la creación del mundo y el universo fue el sábado; de ahí el sabbat) en muchos de los casos.
Por otro lado, muchos de nosotros, oficinistas y otras subespecies de trabajadores no manuales (el nuevo proletariado), nos acoplamos a un esquema conocido como Semana Inglesa, que a diferencia de este anterior, se compone de dos días de descanso libres seguidos (en algunos casos medio día de uno y todo el siguiente).
Si esto no fuera poco, en Francia, se ha llegado a la resolución de sólo laborar 35 horas en una semana. Esto es 7 horas al día, e incluso algunos trabajar sólo cuatro días en la semana (de lunes a jueves). ¡Qué suerte!
Ayer fuimos a ver una película, la de Enemigos Intimos, una película reflexiva sobre los enemigos internos de cada persona: los miedos, las adicciones, las enfermedades. Una película cruda pero muy buena. Véanla.
En fin, esperando a que algún día llegue a tener vacaciones , buen inicio de semana.
Publicar un comentario