10 abril 2007

Publicidad

Hoy que venía en el metrobus después de andar por el SAT para suspender mi modo de ingresos (honorarios). Venía viendo los anuncios que hay por la ciudad y me dije a mi mismo "hay un chingo de anuncios" (claro, después de haber reflexionado cuantiosamente sobre el asunto). La publicidad de Insurgentes va desde un "Te amo Nosequien. Atte Nomeacuerdo" por la altura de Yucatán (¿si es Yucatan la avenida que está después de Alvaro Obregón, dirección San Ángel?, si no ni pedo, le diré Yucatán) en la Roma hasta un "Abortemos la Ley, no la vida" en varios puntos de la avenida, pero todos en el Sur de la misma (ninguno antes de la Glorieta). Anuncios de fragancias, vestidos, teléfonos, Spiderman3, coches, ropa, financiamientos, hombres (sólo si eres hombre, esto cerca de Sonora, igual en la Roma-Condechi), escaleras, películas (como Spiderman3), deportes, canales de televisión, El Hombre Araña 3, etc...
Mientras que algunos de estos anuncios son visualmente atractivos (digo, a quien no se le hace atractivo ver a Sharapova anunciando su línea de ropa (¿o era fragancia?, creo que las dos), o a Martha Higareda (aunque sea su cara) en un anuncio de tintes), algunos otros son demasiados escuetos sin chiste y aburridos; por ejemplo los que anuncian exposiciones-cursos-algunamadreasí en el WTC, que ponen letras, letras grandes y letras chicas, una imagen de dientes y en letras medianas "Congreso Nacional de ortodoncistas" (por decir algo); otros demasiado originales, otros aburridos, pero anuncios en sí
Publicar un comentario