04 abril 2007

Miscelánea

Último día de la semana laboral, jeje viva la semana santa (cual, si eres re ateo). Mientras que el jefe de gobierno se pasea en bicicletas, anda en las "playas" y anuncia internet gratis; la ciudad descansa de estudiantes por lo menos una semana (según sé otros hasta dos), la weba está al alcance de todos y se podría cortar con cuchillo de ser posible. En cuanto al trabajo todo tranquilo por ahora.
Ayer minetras regresábamos de comer, apresurados por la lluvia que comenzó a caer (y que se puso bien meca), nos refugiamos bajo la Torre Nortel, esperando a que la lluvia pasara y nos dedicamos el poco tiempo que estuvimos nos dedicamos a ver mujeres que pasaban y que se refugiaban como nosotros... en eso pasó un mujer morena, alta con una sonrisa y una cara preciosa: todos llegamos a la conclución de que era modelo... tal vez, tal vez. La verdad de las cosas es que de todas las mujeres que veo (porque lo hago demasiado) las "siento", es lo que comunmente conocemos com el "radar". ¿Qué es el radar? El radar es la sensación que se tiene y que te hace voltrar a ver mujeres (es como un sexto sentido). Particularmente soy muy bueno en eso de ver mujeres, es innato. (espero que mi niiña no se moleste por eso, jajajajaja).
Oficialmente acabo de dejar el libro de Taibo I (el de Siempre Dolores) desde el último post de Weba, no lo he leido en lo más mínimo y la verdad se me hizo un poco cansado. Ahora opté por terminar de leer (es que lo leía en los trayectos del metro los domingos) el de Paco Ignacio Taibo II titulado "Doña Eustolia blandió el cuchillo cebollero", donde ahora el Sr. Taibo II nos narra sucesos e historias de fábricas, obreros, y sindicatos. Ta bueno
Publicar un comentario