25 septiembre 2006

Weba en Lunes

Los lunes por las mañanas son los días más dificiles de la semana exceptuando aquellos donde hay puentes o vacaciones. Generalmente las personas despiertan "temprano" esperando llegar a sus respectivos lugares de trabajo-estudio después de un fin de semana en el que se dieron a la farra todo el tiempo, estuvieron de webones todo el día (la weba no se crea ni se transforma, produce más weba, Primera ley universal de la weba) o sencillamente se durmieron tarde (hay una teoria de que es imposible dormirse antes de las 10 de la noche un domingo); pero aún así es indispensable levantarse "temprano" para lidiar con que se ha terminado el agua caliente, el vecino de enfrente y su coche a media calle esperando a su hija para irse a la escuela, el amigable tráfico que no se mueve mas que 15 cm en dos horas, el bello "calor humano" del metro o el pesero.
Pero siempre es así, el comienzo de semana trae esperanzas, y más si es quincena, o esperar a ver la chava de mercadotecnia que tiene un buen "no me niegues". Pero lo que más se disfruta es que una semana comienza (omitiendo el ser lunes) por lo que todo lo te mueve en la semana está por repetirse una vez más (ver series de tv, leer blogs, ver mujeres en la calle, hacerle la barba al jefe para el aumento, el próximo fin de semana, un poco menos para las vacaciones, etc)
En fin, no ha dejado de llover y eso hace que la mañana de un lunes además de caotica te produzca más weba (todos los colores grises producen weba, y algunos eventos climatológicos como el frío y la lluvia aumentan el coeficiente de weba, Segunda Ley universal de la weba), haciéndo que apagues el despertador 7 veces (hoy me paso eso) y no quieras ir a trabajar, pero el incesante aumento de tu deuda en la tarjeta de crédito es un excelente impulsor levantarte de malas y decir: "¡Puta, es lunes!,¡Qué Weba!"
Publicar un comentario