11 septiembre 2006

Miscelánea

Entre mis multiples ocupaciones de los fines de semana, siempre me doy un pequeño espacio para ver a mis amigos, ya sea a Toño y Nadia y algunas veces Oscar, o a Dave y los diseñadores (suena a serie aniumada de los 80's), o si en remoto caso a Emilio y cía. Pue sbien ayer fui a casa de Toño a jugar Rol un rato además de ir con la intención de hablar con Alejandro (hermano de Toño) sobnre un proyecto de una página web porno que tiene en mente y a la cual quiere que yo sea el webmaster. Primero, el susodicho "empresario" porno no estaba; se había ido a San Juan del Río a no se que desmadres y no llegó hasta la noche. Cuando llegó no platicamos mucho del tema, pero me quedó claro que no le ayudaría en ese proyecto. La neta le sacateo a ese bisne
Y por más que podamos decir, todos (o casi) hemos visitado por lo menos alguna vez una página porno, conseguido alguna clave o algo así; pero el hecho de meterse de lleno en un desmadre esa magnitud si te pone a pensar "y si nos cachan", "y si pasa esto", etc. Es distinto ver porno a ser parte de...
Dice un dicho "Con dinero baila el perro", y es tan cierta la sabiduría popular que lo avala. resulta ser que uno de los trabajadores que trabaja con nostros en el negocio ha decidido irse con mi media hermana porque, según él, ya no se siente a gusto. Y lo peor de todo es que había jurado y perjurado que eran unos pocamadre por habernos hecho lo que nos hicieron...
El libro que estoy leyendo de Regina ha estado a punto de volar por los aires en dirección al bote de basura, pero me contengo al recordar que se lo regalé al Dave esta Navidad (bueno, la pasada). Siempre he dicho que los mexicanos blablabla (ya saben el argumento de siempre), pero este libro raya en lo estúpido; es un libro demasiado prepotente, incrédulo, que quiere abarcar demasiado alargándose mucho y haciendo tediosa e increible (de no creible) la lectura. No sé si llegue a terminarlo (me falta casi la mitad) pero la verdad si he estado a punto de volarlo y empezar a releer al bienaventurado Benedetti o a Castaneda, u optar por los Pilares de la Tierra que también me presto el Dave.
En fin
Publicar un comentario