13 septiembre 2006

Hueva

Algunas veces mientras las cosas que haces empiezan a entediarte, o cuando comienzas a quedarte jetón frente al monitor es recomendable ir a darse una vuelta por la oficina, ver a las chicas buenas que hay por ahí rondando o ir por un café; si no, ir al baño a dormirte un rato (nunca lo he hecho) ponerte a bobear por la red, leer blogs, escribir blogs, chatiar o cualquier cosa que te despeje.
Aunque casi es imposible que algo te despeje cuando te da weba en verdad, los recursos para evitar ser cachado mientras "meditas" con la baba escurriendo son mínimos. Nunca falta el ojete que te saca una foto mientras tas jetón (me mordí la lengua), o el culero que te avienta papelitos a la boca si duermes con ella abierta; peor aún, el pinche culero que te pinta bigotes con el plumón del pizarrón blanco.
Todo esto viene porque en verdad se me están cerrando los ojos del sueño y la weba que traigo.
Que yo recuerde, nunca me he quedado dormido en el trabajo, sencillamente por más sueño que tenga no me acomodo para poder dormir. Es como dormir en el micro, jamás he podido hacerlo salvo dos veces: una que iba bien pedo de una fiesta en Cuitlahuac, cerca del Unitec de dicho lugar, y otra que iba pedo y cansado después del Love Parade.
Por lo mientras, sigo con una weba que parecen dos, y lo de escribir blog no sirvió ni lo de leer los blogs, ¿¿ir por café o ver mujeres, qué será mejor??
Publicar un comentario