16 mayo 2006

Parafasias

Rodrigo Montalvo es una persona a la que se podría llamar normal. Es español y es casado, tiene 37 años dos hijos, una esposa, dos autos, uno de los cuales es un todoterreno que compró porque tuvo la sensación de que era seguro; un gato que ladra en lugar de maullar y que suele orinarse en el mismo árbol que Rodrigo, que tiene la costumbre de hacerlo antes de meterse a la cama con Pati, su mujer.
Su padre es dueño de una compañía de elevadores y de la cual, Rodrigo es jefe y va todos los día. Su hermana Nuria es contadora y está casado con Ernesto, un psiquiatra que es el desahogo de él y su padre, a la vez que es su desesperación.
Cierto día, en e cumpleaños de su hija Belén, a la cual él describe como un armadillo, Ernesto llegó con una prenda de lo más usual, lo que trajo que Rodrigo se pusiera un poco nervioso por el aspecto ridículo de la prenda: enormes botones llenos de pelo; y aún más al tener al psiquiatra tan cerca de él. Lo que comenzó un pequeño ataque de parafasia, que es un desorden al hablar. Intentando ocultar el motivo de su pequeño ataque, termino mintiendo que el causante de él eran los botones de la prenda, dejando de lado el exasperamiento que le provoca Ernesto.
Así comienza una serie de visitas psiquiatras y psicologos, así como a muchos otros que intentaran ayudar a Rodrigo a superar su problema.
Esta novela (Psiquiatras, psicólogos y otros enfermos) es una forma de ver la vida actual de las personas en el mundo, ya que puede aplicarse a cualquier lugar de éste. Nos habla del típico "No tengo ningún problema" que muchos negamos y que puede llegar a convertirse en verdaderos dolores de cabeza para uno y para todos los demás que nos rodean. Hay que poner un poco de nosotros para resolverlos.
Publicar un comentario