26 mayo 2006

Fat bottommed girl

Hay una canción de Queen (Queen Lyric's) que le da el título a este post y que relata de un tipo que se enamora de una Gordita (este no es el caso, cabe aclarar; pero me gustó ese título para el título de este post. Sencillamente algo que relacionara con el tema). Y pues definitivamente, yo no soy nadie para juzgar a alguien por su sobrepeso (sería estúpido estando como estamos); pero hoy por la mañana mientras llegaba al trabajo, iba tranquilamente (lo tranquilo que se puede estar a las nueve y media de la mañana esperando pacientemente que un metrobus con espacio pertinente pasara para subirme en él) pensando en la inmortalidad del cangrejo. En fin, el punto es que me subí al dichoso metrobus y principalmente lo que me llamo la atención fueron dos chicas a las que denominaré Fat Divas porque eran de ese tipo de personas que se creen que no se merecen el piso que tocan.
Lo que me llamo sobremanera la atención es que además de sangronas, la forma en como se vestían (y vuelvo a repetir no soy nadie para juzgar), pero definitivamente no era algo que pudiese verse bien en una chica gordita: una playera semitransparente que no le agraciaba nada.
Creo y digo que la ropa que usamos es algo que nos gusta y que nos hace sentir bien; así esté de moda o no lo esté, es algo que nos define como personas y que muestra una parte principal de lo que somos. Pero también hay que estar conscientes de que por más que nos guste algo, algunas veces nos hará vernos mal y hasta termina haciendo que otras personas se incomoden. Sé que esto no es más que una forma de opinión, y que muchos de los que posiblemente lean este blog pueden o no estar de acuerdo en ello.
En fin.
Publicar un comentario