18 abril 2005

¿Y tú, eres pirata?

Recientemente, buena a escasa media hora de haber hablado con David, me decidí a hacer un pequeño análisis de la pirateria y las causas del gran auge a de esta en la ciudad de la esperanza y el resto del país.
La piratería en México es una gran mole que poco a poco se ha levantado debido a las pocas oportunidades de los habitantes de crecer en otros aspectos más prolíficos del país (dícese o léase no hay empleos) y por tal, la forma más fácil de salir adelante en una ciudad como esta, es dedicarse al comercio informal. Hablar de comercio informal es casi sinónimo de piratería, aunque no hay que universalisar.
Las cosas que hemos piratiado van en todos lo ámbitos, desde ropa de diseñador valuada en dólares hasta llaveritos y pulseras de moda. No podemos olvidar la música, que es sin lugar a dudas el mejor ingreso que podrían tener los comerciantes. ¿pero por qué se da la piratería? No olvidemos que no solo es vender y hacer, sino el comprar. Sin duda, el auge de la piratería es el menor costo de de las cosas, voy a poner el clásico ejemplo de los CD's de música que es lo que más encuentras. El costo promedio de un cd es de 10 pesos mexicanos en todos lados (léase en la calle) mientras que el precio normal de uno en una tienda de disco puede variar entre 100 y 175 el de moda (hablamos de discos normales, nada de cajas, ediciones especiales y demás); con esto vemos que es casi un diez por ciento del precio del original en relación al pirata, dándote las mismas funciones uno y otro. Además de eso, el costo de producción de un CD original es de aproximadamente $50 y se vende en más del doble.
Es demasiado la diferencia entre ambos. Por un lado (nótese, no defiendo la piratería) el costo de las cosas originales es mínimo en comparación al precio final. Ahora, se ha hablado mucho de este tema, si tanto perjudica a las empresas la piratería, ¿por qué no reducir precios para una sociedad que podría verse beneficiada con precios acesibles al bolsillo de todos? La mercadotecnia otra vez (ya debí aburrirlos con mi clásica pelea de mercados, pero es cierto), más vale vender poco a unos que barato a muchos. En fin, los dejo.
Publicar un comentario