19 mayo 2008

El Péndulo de Focault

¿Qué tanto de lo que se conoce como historia es cierta, bien es sabido que la historia la escriben los vencedores? Y lo que sucede, los rumores, las ideas, las antiguas tradiciones... ¿dónde queda eso?
Es así como un grupo de editores y después amigos, idean un Plan para cambiar la historia de la sociedades secretas a partir de la vieja tradición de los Templarios por medio de un manuscrito que un escritor lleva para que fuese publicado en la editorial donde ellos trabajaban. Caussaubon, Belbo y Diotavelli se divierten y se obsesionan tanto en encontrar todas las posiblidades para su plan que llega un momento en el que las cosas que parecen ser sólo inventos se vuelven reales...
Umberto Eco, nos deja en este libro la trama (en la página 484) del Código da Vinci así como un laborioso estudio-invento sobre 600 años de la vida de las sociedades secretas y ese posible "plan" de una inteligencia superior-gobierno del mundo-elegidos que durante años se ha cocinado en toda Europa y Asia en el que, si hilamos cabos, fácilmente sería creido y hasta real.
Una novela apasionante y desesperante, típica de la pluma-máquina de Eco: desde una narrativa obsesionada, llena de detalles que poco a poco abruma un ambiente cargado de suspenso, hasta el más congruente hilo seguido por los estudios de nuestros protagonistas.
La historia, rápidamente, nos la cuenta Caussaubon; desde el momento en que repentinamente conoce a Belbo hasta el final del libro. Es el que nos lleva a través de lahistoria contándonos, narrándonos y practicamente dirigiendo el Plan.
¿Qué sucedería si todo lo que inventas se volviera realidad?
Por cierto el final no me agradó, pero bueno.
Publicar un comentario