11 febrero 2008

Cine: Viejos tiempos y las Copas de nieve

Ayer fui al cine con mi niñita. Vimos Sweeney Todd (o como se escriba) y a pesar de que es un musical (odio los musicales) me gustó. La idea de la venganza vista desde el punto de vista gótico-victoriano (a pesar de las canciones....) fue bueno. No les contaré que sucede con la película como tal, salvo que hay muchas muertes y sangre exageradamente...
Mientras estábamos en la cafetería, Aideé me contó que antes cuando iban al cine, había unas cositas llenas de helado que tenían nuez, cholate y fresa. Me vino a la mente que hace mucho tiempo existían unas cosas así y que también las comía especialmente en el cine y en algunas veces en la casa cuando se antojaba un helado: las famosas copas.
¿En qué consistían? Eran vasitos de helado de vainilla con jarabe de chocolate, mermelada de fresa y nuez moscada. Era una de esas delicias que sólo podías disfrutar (propiamente disfrutar y comer) en el cine. Sabían bien chido y todo eso sucedía cuando los cines no eran cadenas trasnacionales que te pasan 20 minutos de anuncios comerciales (algunos con la duración de los trailers o avances de las próximas películas) y tan sólo dos o tres avances de las próximas películas a exhibir; cuando las palomitas no valían UDIS; cuando los chocolates eran barras y no tres micropedacitos de MilkyWay en una bolsita... viejos tiempos.
Y no estoy tan viejo para decir eso (tengo 24) simplemente hasta hace menos de 8 años aún había cinemas que no pertenecían a cadenas valemadristas. Cuando anduve por Zamora estas vacaciones Mi Niñita me llevó al cine un jueves y pagamos $30 por los dos. Tenía (y era) unn cine de los que me llevaban mis papás cuando era niño, en donde ví películas como: Batman, Indiana Jones III, Star Wars Episode 1, etc, etc... Lugares donde se tenían que hacer filas enormes para la dulcería, para el baño, donde las matinés eran de todo el día y hasta dos funciones en distintas salas... ¡esos eran cines! Me decía mi niñita que ya van a poner un Cinmex o Cinepolis por allá. Es posible (y casi seguro) que el cine "Los Gemelos" se vaya a la ruina por no poder competir con cualquiera de esos monstruos; que feo...
¡¡Niñita te amo!!
Publicar un comentario