06 diciembre 2005

Exiliados

Este año me he hecho de una gran idea de las décadas 60-70 del siglo pasado (sigo insistiendo, que raro se oye eso del siglo pasado); esto debido a los libros que he leído del Che y a los de Benedetti que reflejan demasiado ese sentimiento de impasibilidad mediática que se vivía día con día entre golpes militares, agentes de la CIA regados por el mundo y con especial interés en América Latina; la especial forma de ver de los habitantes y pequeñoburgueses izquierdistas que tanto retrata Benedetti en sus relatos, pero sobre todo las distintas corrientes de pensamiento que hubo: izquierdistas, prochinos, socialistas progresistas, ultraderechistas, trotskistas, leninistas, militares, etc. que hacían la lucha del día para cada día.
Acabo de terminar Con y sin Nostalgía de Benedetti. Es un libro que como lo indica el título de este escrito es referente al exilio; no podemos dejar de lado los golpes militares y todo lo que arriba enumeré, pero que hacen que esta lectura te llene precisamente de nostalgía por las situaciones que narra. Torturas, muertes, pequeñosburgueses, exiliados, remordimientos, son sólo algunos de los sentimientos que mejor retratan este libro de cuentos, que junto con Primavera con esquina rota retratan de mejor manera a un lector poco adentrado en el tema (como yo) de la vida en ese momento, no sólo ideales y situaciones, sino en el amor y la muerte; la compación y la derrota. Y todo esto nos lleva a buscar la mejor forma de vivir, en un mundo lleno de exiliados, de una u otra forma.
Publicar un comentario