03 septiembre 2009

Memorias de una Dama

La semana antepasada, mi novia me prestó una serie de libros (es que ya no tenía que leer) entre los que estaban: Paseo de la Reforma (Elena Poniatowska), Henry Miller, su mujer y yo(Anaïs Nin) ; La esquina de los ojos rojos (Rafael Ramírez Heredia, espero esta vez si terminarlo), etc. Además, estaba éste: Memorias de una Dama de Roncagliolo
El primer libro que me regaló mi novia fue Pudor de Santiago Roncagliolo, lo leí y me gustó bastante, aunque sentí que al final se le caía un poco y "redencionaba" (si, otra palabra inventada por mi...) a los personajes. Después leí Abril Rojo del mismo autor y me pareció una novela buena con los elementos de la novela negra. Poco a poco me fui creando una imagen de Roncagliolo, me gustaba pero había cosas que me parecían que dejaba muy al aire o poco verosímiles: sentía que sus finales se le caían.
Es en este libro (Memorias) donde le encuentro una narración completamente distinta a las anteriores: rápida, dinámica, sarcástica, gráfica; dejando de lado ese pequeño dejo de oscuridad que le había notado en las dos anteriores. El libro va de un escritor peruano novato que radica en España debido a un curso que fue a estudiar y que no es lo que prometieron, por lo que ahora ve la forma en como sobrevivir cumpliendo su sueño de escritor a costa del egoismo con que lo hace para alcanzar su fin (descuidando a su novia Paula). Es en esas búsquedas por encontrar a un editor, que una mujer llamada Diana Minetti le contacta para que escriba sus memorias. Cuando se presenta a Paris (donde radica Diana) descubre a una mujer de la clase alta que le muestra unos recortes y unas grabaciones sobre una herencia en la que se ve envuelta Diana, un caso que ha estado detenido desde hace 30 años donde se pelean cerca de 400 millones de dólares producto de la herencia de su padre.
Es así como comienza la narración de los hechos de Diana Minetti, pero solo hablando de la alta sociedad. Es por ello que decide mandar a nuestro escritor a investigar su pasado en Santo Domingo (de donde ella es) donde él descubre que no todo es como pareciera, sino las relaciones de su padre con la Cosa Nostra, con la CIA y el FBI además de ser el encargado del Fascismo en el Caribe durante la época de Mussolini. Es ahí cuando él decide escribir otra cosa que las simple memorias de la dama.
Una novela que te lleva de la mano con dos historia: la de nuestro escritor y como hizo para sobrevivir durante los tiempos en que trabajó con Diana, sus aventuras y desventuras y principalmente el acto de "el libro perfecto" a vender, además de la aprición de un Santiafo Roncagliolo ficticio (paraguayo) que nos muestra que el autor real se burla de si mismo en la novela; y por otro lado tenemos la historia de Diana Minetti, y a veces no tanto de ella sino de su padre y como sobrevivieron a las dictaduras de Batista, de Trujillo, de los exilios y de las traiciones. El final, creo que es lo más importante de la historia. Buen libro
Publicar un comentario