21 septiembre 2009

Miscelánea

El sábado pasado fuimos a la Feria del Libro de Antropología, en el Museo de Antropología en Chapultepec mi novia, mi cuñado y yo. A decir verdad no me gusta mucho ir a este tipo de ferias ya que lo que predomina completamente son los libros de teoría; y a pesar de mi gusto por los libros generalmente no leo teoría porque me cansa o sencillamente me hace divagar en ideas y conocimientos que pueden durar demasiado. A pesar de eso, encontre dos cosas interesantes: la primera fue una novela gráfica llamada El Señor K escrita/dibujada por Pavel Ortega (estoy investigando sobre él...) sobre un peculiar gato nazi y la gran conspiración detrás del mundo. La otra, fue un libro de Eduardo Galeano llamado Fútbol a sol y sombra.
Mi novia está preocupada por su tesis que pronto empezará a escribir e investigar. Su tema es El papel de la mujer en las guerrillas(o algo así). Por lo que este tipo de ferias le sirven demasiado ya que ha conseguido material muy diverso sobre los levantamientos armados, además de que su mamá es profesora investigadora en historia en el Colegio de Michoacán y tiene un libro muy interesante al igual de movimientos guerrilleros (ha ganado muchos premios (el libro y ella)).
También terminé un libro de Eduardo Antonio Parra titulado En los límites de la Noche, el cual es un volumen de cuentos que narran historias situadas en la noche. Historias nocturnas sobre la vida en el norte del país: un amante que ha tenido todo y busca algo nuevo; una venganza por un pacto entre amigos de la infancia; la mujer que aspira a ser puta por venganza; un apagón y como se desata lo peor de la gente; un cazadro siguiendo a su presa a la cual encuentra tan parecida a él; una caminata por el desierto de noche con el fin de venganza.
Publicar un comentario