26 mayo 2009

Carroña's Hotel

En uno de los tianguis del libro donde compré Temporada de Zopilotes de Paco Ignacio Taibo II se estaba presentando este libro de Eduardo Monteverde, llamado Carroña's Hotel mismo que estaba junto con PIT II como el presentador de la novela hablando sobre los "viejos" sesentayañeros militantes y hippies de hace 40 años; esto porque la novela trata sobre "ellos".
Una historia contada por un diablo, el diablo crítico y narrador del país del subjuntivo; un demonio que escribe con pies de páginas (sabiendo que molesto es) y cita textualmente autores diversos (una gran gama de ellos: Nietzche, Bakunin, Vallejo, Lenin, Trotsky, PIT II, K. Dick, Fuscik, Ovidio, Maupassaunt y un largo etc.), pasajes teóricos, líricos y poemas; un daimón con gusto rockero que canta a Creedence, a Bob Dylan, a Janis, a los Talking Heads, los Beatles.... nuestro narrador.
Por otro lado, nuestros protagonistas: Daisy, una sesentaycuatroañera multicultural, que estuvo en una comuna en México y Les Seychelles; llevó la consigna de "haz el amor, no la guerra" como dogma, incluso sin haber amado realmente. El sexo es acto de rebeldía. Así, Daisy es enviada por su hijo y su nuera a un extraño hotel en México donde rebeldes, hippies, rastas, nacionalistas, gays, ecologistas, socialistas, anarquistas, intelectuales de izquierda teórica, etc. donde le prometen "deshacerse" de ellos de uan manera discreta sin pasar perjurios a sus familiares.
Lo que no saben es que dicho hotel es más como un campo de concentración-narco-cartel dsifrasado como comuna-hotel dirigido por el misterioso Doc Gis: médico, narco, hippie, soplón, asesino, corrupto político y más.
Por otro lado, tenemos a Umbría. Un misterioso personaje con un pasado en común con Daisy y con Doc Gis, un pasado que se irá develando poco a poco mientras vemos sus acciones como activista, anarquista (asiduo de Bakunin), y la extraña relación-dependencia con Doc Gis.
Este libro nos pone en la mesa varios de los muchos tipos de personajes de izquierda contraculturales que hubo (hay) durante la década de los 60's y posteriores: desde el fiel militante socialista-comunista-anarquista-de izquierda a los hippies de "amor y paz" y sólo me importa las experiencias sin tomar en serio los cambios; pasando por los intelectuales que nunca actuaron, los allegados a las culturas del pasado y el resurgimiento del hombre (espiritualistas, yogis, neomexicas, etc...). Una frase que me quedo muy grabada fue algo así "porque el imperio sabe que la contracultura y la revolución vende".
Un muy buen libro, cómico y veráz. Sardónico y delirante, pero sobre todo educativo y que te abre los ojos.
Publicar un comentario